BIENVENIDO AL BLOG DEL MAR MENOR, INFORMANDO SOBRE EL MAR MENOR DESDE 2010

EL TIEMPO

martes, 22 de septiembre de 2015

ENTREVISTA CON ÁNGEL PÉREZ RUZAFA CATEDRÁTICO DE ECOLOGÍA DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA



Ángel Pérez Ruzafa es uno de los mejores investigadores en el estudio del Mar Menor, nacido en Murcia y veraneante en Los Urrutias, es Doctor en Biología y catedrático de la UMU en el área de Ecología. Curiosamente también licenciado en la facultad de Bellas Artes en la UMU y aficionado a pintar cuadros en sus ratos libres. Tiene una larga actividad docente en la Universidad de Murcia desde 1982 impartiendo numerosas materias. Su actividad investigadora también es muy prolífica en diversas líneas de investigación, siempre relacionadas con el medio marino en España y en otros países. Ha hecho numerosas comunicaciones y ponencias científicas, dirigido tesis doctorales y de Máster y es autor o coautor de ochenta y dos libros o capítulos de libros.




¿Cuál es el estado actual del Mar Menor en tu opinión?
El Mar Menor está sufriendo una presión muy alta, pero también está demostrando una gran capacidad de resistencia. Se está defendiendo bien y aún sigue siendo la laguna costera con aguas más limpias y mayor biodiversidad y complejidad que conozco, pero no sabemos cuánto tiempo podrá seguir resistiendo nuestras agresiones.

¿Podrías hacer un "diagnóstico" de su situación enumerando por orden de importancia los problemas más graves a los que está expuesto actualmente?
Si en su día el principal daño lo causó el dragado y ensanche del canal del Estacio, actualmente hay dos problemas muy graves que pueden terminar con el Mar Menor como lo conocemos: los vertidos por la rambla del Albujón y las continuas operaciones de dragado, vertidos de arena y tractores limpiadores en sus orillas.

¿Cuál crees que son las medidas más acuciantes que se deben tomar para mejorar el estado de la laguna?
Lo primero y muy urgente es dejar de alterar sus orillas y, por supuesto, reconducir el vertido a través de la rambla del Albujón para que esas aguas no lleguen a la laguna. El problema no son las aguas que pueden entrar tras una lluvia torrencial, sino el aporte continuo que actualmente tiene la rambla del Albujón. Por eso, antes de invertir en tanques de tormenta, es mucho más importante y efectivo actuar sobre el Albujón.

¿Crees que se están poniendo soluciones definitivas para acabar con alguno de los problemas que has nombrado desde la Dirección de Medio Ambiente de la Comunidad de Murcia o simplemente se están poniendo algunos “parches”?
De momento solo "parches", y frecuentemente ni eso. Se actúa a instancias de las directivas europeas, a plazo vencido y bajo la amenaza de sanciones, pero no hay un plan claro de actuación. En la Comunidad hay muy buenos profesionales y con voluntad de hacerlo bien,      pero se necesitan directrices políticas decididas y claras, con un ánimo claro de anticipar y evitar los problemas y no enturbiadas por intereses particulares o sectoriales. Además, es fundamental una coordinación entre administraciones. No es de recibo que no haya un plan de actuación conjunto entre la Comunidad Autónoma (y dentro de ellas las distintas direcciones generales), los ayuntamientos y la delegación de Costas. Algunas de las medidas que se toman, son tan equivocadas, y tan dañinas, que duele ver el mal que causan con el dinero que cuestan.

¿Qué opinión te merece el uso de redes y “barcos pelícano” de la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar para contener la población de medusas durante el verano?
Como ya decíamos en el estudio que dirigí hace ya 19 años, las redes son una solución provisional que evita que lleguen a la zona de baño las medusas de mayor tamaño, y el barco es un absurdo. En dicho estudio cuantificamos el porcentaje de la población de medusas que extraía. Apenas llegaba al 8%, de una población de 46 millones de individuos, con un potencial reproductivo de un millón de huevos por pareja. No hace falta hacer muchos números para darse cuenta de su inutilidad. Pero parece que había mucho interés en que siguiera habiendo barco. Si el dinero que se ha gastado en estos casi 20 años se hubiera dedicado a investigación tendríamos el mejor centro y equipo de personas formadas en el estudio de lagunas costeras del mundo y los gestores tendrían bases científicas y conocimiento para la toma de decisiones del día a día y del medio y largo plazo. Pero parece que esto no resulta interesante para la Región.

Actualmente se están acometiendo obras de regeneración de playas en las poblaciones circundantes del Mar Menor dragando arena del mar o trayéndola desde el Mediterráneo y depositándola en la orilla, ¿crees que esto es beneficioso para el ecosistema de la laguna?
Como he comentado, esta es una de las peores cosas que se puede hacer en el Mar Menor. Quizás podría haber una actuación puntual en algún momento muy concreto, pero lo que se está haciendo es un auténtico despropósito. De hecho, consigue justo lo contrario de lo que se pretende hacer. Hace ya tiempo que demostramos que tanto los dragados como los vertidos de arena producen los mismos efectos sobre los fondos. Hacen que la producción primaria aumente y se acelera la acumulación de materia orgánica. Los fondos se desestabilizan y aumenta la turbidez, lo que favorece que se instale y se desarrolle el alga Caulerpa prolifera, ocupando los espacios en los que debería estar la fanerógama Cymodocea nodosa. Caulerpa es muy perjudicial, porque aporta mucha materia orgánica y partículas muy finas, produciendo un sedimento fangoso y anóxico, con olor a sulfídrico. En cambio, Cymodocea retiene las arenas y ayuda a mantener la playa sin enfangar el sedimento, y es la zona de refugio de las especies de interés pesquero. Por tanto, el resultado final de las operaciones de dragado y vertido es que el sedimento se enfanga y el agua pierde calidad para el baño. A esto se le suma que los primeros temporales vuelven a erosionar la playa y la arena es arrastrada al mar, perdiéndose profundidad. La repetición reiterada de este proceso hace que los fondos estén permanentemente enfangados, con cada vez más materia orgánica y anóxicos y la arena arrastrada y que queda fuera del alcance de las palas excavadoras terminará formando barreras frente a la costa y dejando aguas estancadas junto a la orilla. Lo dicho, un desastre. Solo se consigue empeorar lo que se quería corregir.

Medusas huevo frito ( Cotilorhyza tuberculata ) atrapadas en las redes en la zona de baño

Los vecinos se quejan de los malos olores que producen la acumulación de algas en las orillas de las playas, ¿qué opinas de la limpieza de playas y la retirada de algas en descomposición de las costas del Mar Menor?¿qué le dirías a los vecinos para convencerlos de que no es una buena idea, si piensas así?
Limpiar la zona emergida podría hacerse, pero con tacto y sensibilidad. En el Mar Menor siempre ha habido zonas de acumulación de hojas de Cymodocea o de algas. Durante el invierno lo mejor es no tocarlas, porque ayudan a que la playa se mantenga y los levantes no la erosionen. En verano habría que plantearse cada acción. Una acción puntual de limpieza en un lugar determinado podría ser aceptable, pero teniendo en cuenta todo lo que hemos dicho de las consecuencias de los dragados. Lo mejor sería hacerlo con cuidado, con rastrillos manuales y no con palas excavadoras. El dragado incontrolado invadiendo la zona sumergida solo empeorará el problema y lo hará crónico.

Desde la Dirección General de Medio Ambiente se ha propuesto la construcción de una pasarela peatonal que una Las Encañizadas de La Manga del Mar Menor con La Punta de Algas de Lo Pagán, ¿en tu opinión crees que esto podría afectar de alguna forma a la flora y fauna de la zona?
Ahora mismo no tengo datos para afirmar si sería buena o mala. Como escribí hace un tiempo para el periódico, es posible imaginar ventajas, pero también hay riesgos. La zona es muy sensible y hay muchos aspectos relacionados con la estabilidad de los sedimentos, las corrientes y la conectividad entre el Mediterráneo y el Mar Menor que habría que tener en cuenta. En mi departamento algunos compañeros están haciendo el estudio y parece que han concluido que no es recomendable. Tendría que leer el trabajo para poder valorarlo en detalle.

Todos los inviernos mueren cientos de aves atrapadas en las redes de pesca que se calan en el Mar Menor, sobre todo debido a que se calan muchas redes ilegales, ¿crees que existe una sobreexplotación pesquera en la laguna?
No tengo datos de la mortandad de aves en redes de pesca. Me consta que hay series largas de censos de aves y no sería difícil hacer el estudio de la tendencia que han sufrido sus poblaciones y valorar si existe un efecto real negativo sobre algunas especies relacionando su tendencia temporal con las incidencias con las redes. Mi percepción es que no debe ser un problema grave. Lo que sí puedo decir es que no hay síntomas de sobreexplotación pesquera. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las especies que se explotan en las lagunas costeras son migratorias y se reproducen fuera del Mar Menor. Posiblemente sólo una parte de la población entra en la laguna y eso hace que la presión pesquera se diluya. El problema de las redes ilegales sería por tanto más de tipo social que posiblemente ecológico, pero nuevamente, para hacer un diagnóstico seguro habría que estudiar el tema de forma específica, valorar la incidencia real y sobre qué especies se produce.

En cuanto a la construcción de Puerto Mayor en La Manga del Menor, ¿Crees que su construcción afectaría en algún aspecto grave al funcionamiento del ecosistema de la laguna?, ¿cuál sería la consecuencia principal de seguir adelante con este proyecto?
También es difícil saberlo sin un estudio específico. Es triste que ante actuaciones tan polémicas y de riesgo, nadie tome la decisión de que hay que tener información para poder tomar decisiones acertadas. Lo que sí es seguro es que afectaría, y de hecho ya ha afectado, a las comunidades del Mediterráneo, y muy particularmente a las que estaban en la transición entre el Mar Menor y los fondos de mar abierto. La bahía ya alterada por el inicio de las obras era un enclave muy singular. Para conocer el efecto sobre el Mar Menor habría que realizar el modelado hidrodinámico de cómo afectaría a las corrientes y a los intercambios de aguas entre el Mar Menor y el Mediterráneo, como se alteraría la salinidad del Mar Menor y, sobre todo, cómo afectaría a la conectividad y a la colonización de larvas y juveniles. Otro problema potencial es el del incremento de contaminantes asociados a la actividad portuaria. Pero nuevamente nos encontramos con el mismo problema, sin inversión en investigación para responder a estas preguntas seguiremos gestionando y tomando decisiones a ciegas. Causando daños irreparables, que también afectan al turismo y la fuente de ingresos que supone, o perdiendo oportunidades de desarrollo, que también es valorable. Lo peor es que con la forma de actuar que se tiene, se consiguen las dos cosas. Es triste.

La rambla del Albujón, como todos sabemos es uno de los principales focos de contaminación del Mar Menor, debido al arrastre de nitratos y fosfatos desde las plantaciones del Campo de Cartagena, ¿solucionaría parte del problema de contaminación del Mar Menor hacer una depuración de las aguas que esta rambla drena hacia la laguna?, en caso afirmativo, ¿cuál sería la mejor forma para depurarla?
Sin duda este es uno de los grandes problemas actuales del Mar Menor. Lo mejor sería que esta agua no llegara a la laguna. Incluso depurada, al afectar a la salinidad, supone un problema grave para un ecosistema que es hiperhalino por naturaleza. Supongo que podría haber soluciones tecnológicas para reutilizar esa agua en condiciones aceptables. Eso es un problema técnico y de ingeniería química. También podría haber soluciones biológicas que podrían ser interesantes, como la instalación de sistemas de humedales que harían de filtro verde y de zona de interés para aves acuáticas y otra fauna y flora naturales. Tanto las primeras, como las segundas podrían ser soluciones complementarias.

Desembocadura de la rambla del Albujón al Mar Menor

Tú veraneas toda tu vida en la playa de Los Urrutias, los vecinos están pidiendo que se quiten los espigones que se pusieron en su día con el fin de que contribuyeran a la formación de las playas de esta localidad y que no han servido más que para acumular fangos que desprende malos olores y que forman fondos movedizos en los que te hundes en algunos sitios hasta  las rodillas casi, ¿crees que sería una buena solución quitarlos para la mejora de la calidad de las playas de esta localidad?
Nunca debieron instalarse y así lo recomendamos en su día. De hecho nunca han servido para nada, ya que la arena se va cada invierno y hay que reponerla. Ahora lo mejor es quitarlos y dejar que el sistema recupere su equilibrio natural. En un par de años las arenas se habrán distribuido y volveremos a tener playas naturales. Es inevitable que haya zonas más arenosas que otras. Es inevitable que haya zonas más pedregosas. Esto depende de la morfología de la costa y del equilibrio con el oleaje, pero lo que no es de recibo es el enfangamiento y la zona de aguas muertas que producen los diques. El problema es que las prisas por eliminar los fangos que han producido los diques hacen que se hagan dragados, y esto, como hemos visto, solo empeora el problema y no permite que el sistema recupere su estado original retrasando la solución.

Por último, y respecto a esta localidad también, ¿qué opinión te merece el dragado de la zona del puerto de Los Urrutias?, ¿piensas que podría afectar de alguna forma a la fauna y flora, como por ejemplo fartet, un pez en peligro de extinción, y a las aves acuáticas?
Esta podría ser una de esas acciones puntuales que podría ser asumible y al ser muy localizada podría no tener consecuencias sobre poblaciones que tienen una distribución más amplia, pero, una vez más, antes habría que comprobarlo y valorarlo. Unas fechas podrían ser más recomendables que otras para realizar la actuación en función de la dinámica de las poblaciones afectadas. La zona, actualmente, está muy mal, pero eso es también consecuencia de un mal diseño de las obras costeras, por lo que el dragado puede que no sirva para nada y que en un año lo tengamos igual.


No hay comentarios: