BIENVENIDO AL BLOG DEL MAR MENOR, INFORMANDO SOBRE EL MAR MENOR DESDE 2010

EL TIEMPO

miércoles, 21 de diciembre de 2011

PAISAJES DEL MAR MENOR I

Amanecer en el Mar Menor
Junio 2010
Los Urrutias

Atardecer en el Camolí
Agosto 2005
Los Urrutias

 Atardecer en Puerto de Los Urrutias
 Diciembre 2004
Los Urrutias

Barco de vela latina y embarcadero de pescadores
Agosto 1957
Los Urrutias

Vista de Castillico del Miedo y Carmolí
Abril 2010
Los Urrutias

Atardecer desde el camino a la Punta de Algas en Lo Pagán
Diciembre 2007
Lo Pagán

Isla Perdiguera
Agosto 2001
Mar Menor

Molino de la carretera de Los Urrutias a Los Nietos
Septiembre 2007
Carretera de Los Nietos desde Los Urrutias










lunes, 12 de diciembre de 2011

MOLUSCOS EN EL MAR MENOR: HEXAPLEX ( TRUNCULARIOPSIS ) TRUNCULUS. EL BUSANO O CORNETA EN EL MAR MENOR


Taxonomía:

Phyllum: Mollusca.
Clase: Gastropoda.
Orden: Neogastropoda
Familia: Muricidae
Género: Hexaplex ( Trunculariopsis)
Especie: trunculus (Linnaeus, 1758)
Sinonimía: Trunculariopsis trunculus
Nombre común: Busano o corneta.

Descripción:

Concha gruesa globosa y panzuda, con su espiral y suturas bien definidas y espira alta (aproximadamente 5 vueltas ). La coloración es con bandas pardas que recorren su espira sobre fondo blanco. Las bandas espirales pardas se pueden ver también en la parte interna de la abertura.

Tiene una ornamentación con tubérculos fuertes, distribuidos en una fila por vuelta y costillas axiales.

La abertura es elíptica con los extremos achatados, el labro es cortante y su pared esta recurvada hacia el interior de la abertura, dando la impresión de estar engrosado. La columela tiene una callosidad que la recubre en toda su longitud de color blanquecino y superficie lisa, el canal sifonal es largo y recurvado hacia atrás y a la derecha de la concha, en el suelen aparecer pequeñas espinas.

 Fotografía en seco

Biología

El busano o corneta, nombre común con el que se conoce a esta especie de molusco gasterópodo marino ( caracol marino ), ha sido desde siempre bastante abundante en el Mar Menor, pero en los últimos diez años aproximadamente se ha hecho cada vez más común y fácil de observar, seguramente porque ha desplazado como competidor a otros gasterópodos que ocupaban el mismo nicho ecológico, ya que por ejemplo ha disminuido la presencia de Pada ( Cerithium vulgatum y Cerithium rupestre ) y sobretodo de su competidor más directo la “Cañailla” ( Bolinus brandaris = Murex brandaris ) entre otros gasterópodos antaño más o menos comunes en el interior de la laguna y hoy en día más escasos.

Aunque realmente su abundancia va variando de año en año como ocurre con muchas otras especies del Mar Menor, que unos años son más abundantes que otros, hasta incluso llegar a ser difícil de observar algunas de ellas  para volver a aparecer con la misma abundancia o más que anteriormente después de un periodo de tiempo, ya sea de uno o varios años.

Su abundancia también va a depender de la zona de la laguna en que nos encontremos como ocurre con otras especies, ya que hay algunas diferencias en las condiciones físico-químicas entre distintas zonas del Mar Menor que podrían influir en su mayor o menor presencia al igual que la de otras especies, como la salinidad por ejemplo, más acusada en la cubeta sur que en la zona norte.

 Hexaplex ( Trunculariopsis ) trunculus sobre fondo arenoso entre pradera de Cymodocea nodosa

El busano es sobretodo carroñero, capaz de alimentarse de restos de animales muertos como peces, moluscos y crustáceos, así que es fácil observar pequeños grupos de dos, tres o incluso más individuos comiéndose algún cadáver de alguno de estos animales.

 Varios individuos comiéndose un cádaver de un pez

 Comiéndose una babosa Bursatella leachii

 Repelando una raspa de un pez

También es un depredador muy voraz de otros moluscos, sobretodo bivalvos, no es raro ver algún individuo adosado a la concha de cualquier almeja, sea de la especie que sea, intentando abrirla para extraer su carne.

Dentro de la laguna no tiene un hábitat determinado y se le puede observar tanto en fondos arenosos, donde va dejando un rastro inconfundible y claramente visible, en sustratos rocosos o incluso entre las praderas de plantas fanerógamas como Cymodocea nodosa y Zoostera marina.

 Busano dejando su típico rastro en la arena


Su distribución es general en todo el Mar Menor también, aunque como he dicho puede que sea más abundante en unas zonas que otras debido a las diferencias de condiciones físico-químicas dentro de la laguna.

Suele llevar varios organismos adheridos a su concha, que establecen una relación de comensalismo o inquilinismo con el busano, como pequeños gusanos tubícolas, esponjas y algas calcáreas, incluso algún pequeño molusco de la especie Bittium reticulatum por ejemplo, y no es raro ver algún individuo en cuya concha se ha instalado el alga Acetabularia mediterranea.

 Con Acetabularia caliculus en la concha.

Con la anémona Bunodeopsis strumosa y otras incrustaciones en su concha
 
Utilidad gastronómica

No tiene un gran valor comercial ni gastronómico en general, quiero decir que no es un molusco cotizado, pero si es común encontrarla en algunos bares como “cañailla” o “cañadilla” confundiéndola con un pariente cercano suyo la Bolinus brandaris ( = Murex brandaris ), de la que se diferencia claramente debido a que esta última tiene el canal sifonal largo y recto ( caña ), mientras el busano lo tiene corto y retorcido, además que la “cañailla” tiene en la concha unas largas espinas, si bien es cierto que hay individuos que carecen de ella, mientras que el busano presenta solamente unos bultos más o menos conspicuos ( tubérculos ).

Se suele comer cocida como cualquier otro molusco y tiene una carne dura y correosa.

Utilidad comercial en la antigüedad

Desde la antigüedad los fenicios, griegos y romanos utilizaban la secreción de la glándula hipobranquial del busano para teñir telas de color púrpura, el tinte llegó a ser muy cotizado, símbolo de distinción y elevada posición social, por ejemplo en la Roma Imperial solamente sacerdotes y emperadores lo podían llevar en sus ropas.

Según algunas fuentes para conseguir un gramo de este tinte eran necesarias hasta 9000 conchas, pues de cada caracol se podía extraer un pequeña gota solamente, pero no solamente se utilizaba Hexaplex trunculus o Bolinus brandaris, sino también otros gasterópodos de su misma familia (Murícidae ) o incluso de la familia Thaididae ( Thais hamaestoma ).

Lo que es cierto es que su gran valor comercial hizo que se esquilmarán de forma sistemática grandes poblaciones de murícidos en todo el mediterráneo.

lunes, 5 de diciembre de 2011

MOLUSCOS EN EL MAR MENOR: FULVIA FRAGILIS. NUEVA ESPECIE INVASORA EN EL MAR MENOR


¡Ya esta confirmado! ¡Tenemos una nueva especie invasora en el mar menor!

Jose Luis Rueda Ruiz del Centro Oceanográfico de Málaga (Instituto Español de Oceanografía) tras un exhaustivo análisis de los ejemplares que le fueron enviados confirma la invasión de los arenales del mar menor por el berberecho tropical Fulvia fragilis.

 Fulvia fragilis . Fotografía de Mike Verbeeck

Este berberecho tiene el interior de color morado, es mucho más grande y tiene una concha más fina que el berberecho autóctono del mar menor (Cerastoderma edule) que conocen bien los bañistas habituados  a la zona.  Se desconoce por el momento las propiedades de Fulvia fragilis desde el punto de vista gastronómico pero por su gran tamaño en caso de ser comestible esta invasión podría, por una vez, ser una grata sorpresa comercial. 

Fulvia fragilis proviene originariamente del Mar Rojo habiéndose introducido desde hace más de una década en el mar mediterráneo a través del canal de Suez.  En su estadio larval en el que flota formando parte del fitoplancton puede llegar a recorrer enormes distancias y es probable que haya sido de esta manera como haya conseguido introducirse en el mar menor.  Las especies de animales que se han  introducido desde el Mar Rojo al Mar Mediterráneo a través del canal de Suez se llaman especies Lessepianas en honor a Ferdinand de Lesseps constructor del canal de Suez en 1869.  Según una estimación reciente existen más de 500 especies foráneas introducidas en el mar mediterráneo en los últimos decenios.

  Fulvia fragilis. Fotografía de Mike Verbeeck

Los vaciados de lastres de los barcos mercantes, las transformaciones humanas del medio (canales, puertos, reperfilación de costas, etc..) el comercio de especies de animales exóticos así como el cambio climático son alguno de los factores señalados como los causantes del alarmante  crecimiento de las especies que se introducen cada año en el Mar Mediterráneo.

El Mar Menor no es ajeno a estos procesos y como tal esta sufriendo constantes cambios que se han acelerado a raíz de la construcción del canal del Estacio. Su construcción en 1979 ha sido señalada como causante de la "mediterranización" de la condiciones físico-químicas del Mar Menor debido a la disminución de su salinidad y extremos térmicos de verano/invierno. Esta equiparación de las condiciones entre la laguna y el Mar Mediterráneo ha causado desde hace mas de tres décadas la entrada y asentamiento de especies mediterráneas en el Mar Menor, siendo también una de las causas a las que se ha apuntado para explicar la casi desaparición del caballito de mar (Hippocampus guttulatus).

Junto a estas especies procedentes del Mar Mediterráneo que se han asentado en el Mar Menor se han introducido igualmente algunas especies lessepianas entre las cuales cabe destacar dos tipos de gusanos tubiculas (Ficopomaius enigmaticus, Branchiomma boholense) y la que ha venido a llamarse liebre de mar andrajosa o liebre de mar negra (Bursatella leachii) que han conseguido aclimatarse perfectamente a las condiciones del Mar Menor cerrando su ciclo reproductor en el mismo, motivo por el que actualmente son muy visibles por los bañistas en cada rincón de los fondos de nuestro pequeño mar murciano.

Autor: Mike Verbeeck